La energía hidráulica

El agua forma parte de la vida del ser humano, es un elemento indispensable para la vida del hombre, de los animales y de la fauna y, además, supone una gran fuente de energía para el planeta. La energía hidráulica es aquella que se obtiene mediante el aprovechamiento de la fuerza de la corriente, ya sea a través de saltos de agua o de las propias mareas. Las centrales hidroeléctricas de represa, que forman grandes embalses y pantanos artificiales, sin embargo, no son consideradas fuente de energía eclógica ya que su construcción supone un gran impacto medioambiental.
La ventaja de la energía hidráulica es que no contamina y elimina parcialmente los costes de combustible. Otra de las ventajas supone la larga vida de dichas plantas, que duran más que las eléctricas que funcionan con combustible. Los ecologistas y movimientos sociales verdes resaltan la importancia de su buen uso ya que la construcción de embalses y presas han supuesto en múltiples ocasiones un gran desastre medioambiental.

Presa de agua

Imagen de colluceo – Fotolia.com